CRISTIANISMO ES COMPROMISO.


Dios, en su infinito amor quiere que escojamos su salvación para evitar el castigo eterno. Pero no se puede pertenecer al reino de Dios y, al mismo tiempo, vivir como uno quiera. Decir que uno tiene a Jesucristo como Salvador para ir al cielo y rehusar su autoridad para vivir en la tierra es una contradicción. Esto es ser un cristiano a medias, pues deshonra el nombre de Cristo.




Si usted no tiene el valor para comportarse como el Señor lo desea, pídale que le dé la fuerza. Él lo hará. Un verdadero cristiano es alguien que ante todo busca hacer lo que agrada a Dios.  


Así vivían los primeros cristianos, que preferían perder los bienes y aun su vida antes que desobedecer a Dios y a su Palabra. Sabían que Jesucristo vive y lo mostraban con las decisiones que tomaban. Por eso sus vidas fueron un poderoso testimonio que permitió que el Evangelio alcanzara rápidamente al mundo conocido por aquel entonces.


Cuando se reconoce a Cristo como Señor, sólo hay una manera de vivir: hacer su voluntad sin ningún tipo de cálculo ni de doblez. ¡Dios no puede ser burlado! Su reino es un reino de luz y nadie puede esconderse de él. Un creyente puede, en un momento dado, ignorar sinceramente la voluntad de Dios, pero hacer algo censurable, sabiendo que esto desagrada a Dios, es ajeno a la nueva naturaleza del verdadero cristiano.




 SI ALGUNO QUIERE VENIR EN POS DE MI, NIEGUESE ASI MISMO, TOME SU CRUZ Y SIGAME.