EL DIABLO!! ! ¿EXISTE O ES UN MITO ?


¿El Diablo o Satanás tiene cola y cuernos?,¿Anda por ahí con un tridente y es de color rojo?, ¿Se corporiza con figura de hombre o de mujer’,¿Es espíritu o materia? 

Sobre el tema del Diablo o Satanás se ha especulado mucho.
Históricamente, en torno a su figura y poderes se ha escrito y hablado mucho, incluso desde las civilizaciones más antiguas. Los babilonios, los egipcios y tribus africanas representaron el mal de diversas formas, pero todas coincidían en algo: en presentar su figura como una serpiente o como un ser horripilante.
Hay quienes erradamente lo toman como un personaje amigable, tal como ocurre con ciudades como Riosucio, en Colombia, en donde anualmente se realiza un carnaval en su honor.

En primera instancia, aterricemos el significado de su nombre. En hebreo, satanás es “el adversario y, si lo aplicamos a un juicio, vendría a ser el fiscal o acusador; en griego, significa calumniador. Partimos entonces de la base que el Diablo o Satanás es real, maligno, aunque se desenvuelve fundamentalmente en el plano espiritual.

Desde antes de la creación, y como consecuencia de su soberbia y propósito de ser superior a su Creador, fue despojado de su condición de ángel y echado del cielo (Isaías 14:12-15: Ezequiel 28:16, 17).
Hace guerra a quienes creen en Dios, les acusa y se opone a los planos divinos (Zacarías 3:1-5).

Satanás tiene bajo su mano una especie de organización militar compuesta por principados, potestades, gobiernos de las tinieblas y huestes espirituales que buscan interponerse a la obra de Dios (Efesios 6:12).
Este ser maligno ya fue vencido por la obra de nuestro Señor Jesucristo. Su derrota quedará evidenciada al final de los tiempos (Apocalipsis 12:9-11). De momento él le ha hecho creer al pueblo de Dios que tiene poder, pero nuestro amado Señor Jesús ya nos advirtió que los cristianos, que hemos recibido su autoridad, tenemos más poder que el enemigo (Lucas 10:19).

Hay también una buena noticia para los creyentes: además que el adversario ya está vencido (Juan 12:31), si le resistimos, en el poder y autoridad que Jesús nos da, Satanás saldrá huyendo (Santiago 4:7). Su destino final es el lago de fuego (Apocalipsis 20:10).
Pastor Fernando Alexis Jiménez