¿Existirá mi príncipe azul o mi princesa? parte 1

“Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre este solo; harele ayuda idónea para èl. Gen 2:18.

“Llegué, pues, hoy a la fuente, y dije: Jehová, Dios de mi señor Abraham, si tu prosperas ahora mi camino por el cual ando; He aquí yo estoy junto a la fuente de agua; sea, pues, que la doncella que saliere por agua, a la cual dijere: Dame a beber, te ruego, un poco de agua de tu cántaro; Y ella me respondiere, bebe tu y tambien para tus camellos sacare agua: ésta sea la mujer que destino Jehová para el hijo de mi señor. Y antes que acabase de hablar en mi corazón, he aquí Rebeca, que salia con su cántaro sobre su hombro; y descendió a la fuente, y sacó agua; y le dije: Ruegote que me des ha beber. Y prestamente bajo su cántaro de encima de sí, y dijo: Bebe, y tambien a tus camellos daré ha beber. Y bebí, y dio también de beber a mis camellos. Entonces pregúntele, y dije: ¿de quien eres hija? Y ella respondió: Hija de Bethuel, hijo de Nachor, que le dio a luz Milca… Inclíneme, y adore a Jehová Dios de mi señor Abraham…Entonces respondieron: De Jehová ha salido esto;.. He aquí Rebeca delante de ti; tòmala y vete, y sea mujer del hijo de tu señor, como lo ha dicho Jehová. Y habia salido Isaac a orar al campo, a la hora de la tarde; y alzando sus ojos miró, y he aquí los camellos que venían. Rebeca tambien alzo sus ojos, y vio a Isaac, y descendió del camello… Ella entonces tomó el velo y cubriose. Entonces el criado contó todo lo que habia hecho. E introdujola Isaac a la tienda de su madre Sara, y tomó a Rebeca por mujer; y amòla: y consolase Isaac después de la muerte de su madre”. Gen 24:42-51; 63- 67.

JUSTIFICACION: Que los jóvenes comprendan que no existe la persona “perfecta” pero si la adecuada para un enlace matrimonial.

DESARROLLO: Has estado soñando despierto con la posibilidad de encontrar a tu “príncipe azul” o a tu “princesa” esperas con emoción el momento de su llegada.
La idea del “príncipe” o la “princesa” es decir la búsqueda de la pareja perfecta surge de los cuentos, telenovelas, películas, etc.… llevándote a creer en el mito del paraíso del amor.

En la vida del ser humano existe una etapa en la que este se encuentra enamorado simplemente del amor y este amor lo lleva a plasmarlo en una persona del sexo opuesto y para el o ella la persona amada es la mas hermosa de todas, es el símbolo de la perfección, en el se mira el mayor numero de cualidades requeridas.

Sin embargo al tratar mas firme esta relación te das cuenta que no es perfecto como lo soñaste y que no era amor autentico sino solo un espejismo.
Uno de los errores de nuestra sociedad, ese el enfoque que se le ha dado al noviazgo creyendo que solo son caricias, abrazos y besos. Y en realidad no se ha logrado comprender el significado tan profundo que esto tiene. Solo se ha idealizado a la persona y cuando se llega a un compromiso formal como lo es el matrimonio se han decepcionado. 

¿Entonces no existe la pareja perfecta? ¿Donde buscar la pareja idónea? Diremos: No se busca. Se pide a Dios y en el se espera. La Escritura dice: “Pon asimismo tu delicia en Jehová, y el te dará las peticiones de tu corazón” Sal. 37:4 

Todos quieren casarse y ser felices. También Dios asi lo quiere. Pero la decisión de hallar al compañero(a) no siempre resulta sencillo. No existen formulas fáciles. Pero el joven cristiano que es sincero tiene ciertas pruebas que le ayudaran a clarificar sentimientos. Si se quiere conocer la voluntad de Dios se puede conocer. “ El que quiere hacer su voluntad, conocerá de la doctrina si viene de Dios, ò si yo hablo de mí mismo”. Sn Jn. 7:17
 
Te presentamos 4 puntos de cómo hallar a tu pareja ideal dentro de la voluntad de Dios.