¿Existirá mi príncipe azul o mi princesa? parte 2



1) DEPENDIENDO DE DIOS:Encomienda a Jehová tu camino, y espera en el y el hará”. Sal 37:5.
Todos los seres humanos pasamos por la etapa donde no es suficiente contar con parientes y amigos, sino que necesitamos una pareja, el Señor no se equivocó cuando sentencio: “No es bueno que el hombre este solo, harele ayuda idónea para èl” Gen 2:18. Cabe mencionar que “idóneo” no significa “perfecto” sino “adecuado, ideal” es la persona con mayor número de cualidades.

El capitulo 24 de Génesis encontramos tanta información en cuanto a: ¿Cómo hallar a mi pareja? Versículo tras versículo detalla como Dios unió a Isaac y Rebeca. Y si lo hizo con ellos, también lo hará con todos los solteros, ya que Dios no hace acepción de personas. Depende de Dios a través de la oración: “La oración del justo, obrando eficazmente puede mucho” Santiago 5:16.
La oración debe estar libre de ideas preconcebidas. No se ora siempre para que Dios nos de lo que pedimos. El sabe como y cuando nos dará lo que necesitamos.
La oración no debe ser como cuentos de hadas. Los que oran a Dios no deben pedir fantasías sino realidades.

La oración no se hace siempre buscando la aprobación de Dios. Es posible que en su voluntad desapruebe lo que pedimos. Si la respuesta de Dios a tu petición es NO, acéptalo, el Señor pronto aclarara esa respuesta.

2) SE ENTENDIDO: “Oirá el sabio y aumentará el saber y el entendido adquirirá consejo” Prov. 1:5
Dios nos ha revelado gran parte de su voluntad en la Biblia al ir aprendiendo seremos entendidos de cual sea su voluntad. Los mandamientos de Dios son muy antiguos, pero no estan anticuados, sirven hoy como sirvieron ayer, porque son principios morales que nunca caducan.

El Espíritu Santo te guiara a la mejor decisión, pero si la Biblia te dice que NO ya no queda lugar para la oración, solo actúa aunque te cueste pero es lo mejor.

3) PIDIENDO Y ESCUCHANDO EL CONSEJO
“Ten el consejo, no lo dejes, guárdalo, porque eso es tu vida”. Prov. 4:13
Pide consejo a tus padres, a tu pastor, a tu líder de jóvenes y atiende. Ellos te harán ver lo que tu no vez. “no seas sabio en tu propia opinión”

4) ACUDE A TODAS LAS REUNIONES
Hay jóvenes que se quejan diciendo que no hay muchachas ni muchachos en la iglesia. Y es por ello que buscan a su compañero(a) en lugares equivocados. Recuerda que el éxito de encontrar a la pareja ideal consiste en dar a Dios el primer lugar, “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” Sn Mt. 6:33.
 
Te platicaremos de un joven a quien le llamaremos Luís. Llegó el momento de sentir la necesidad de que Dios le diera a su esposa èl “no la busco” sino se puso en oración y a todas las reuniones donde iba pedía oraran por el, le pidio una señal a Dios: “Señor la joven que me lea 1Cor. 13 ella será la indicada” claro este secreto solo Dios lo sabía. Varias señoritas conociendo la petición se atrevían a pedirle matrimonio y cuando èl les decia que leyeran un versículo de la Biblia se turbaban. Hasta que un buen dia, después de estar orando 3 años, se acerco una joven a quien le llamaremos Ana, temerosa de Dios, humilde, y hermosa: “Hno Luís siento la necesidad de leerle una porción Bíblica ¿me lo permite? La escucho contestó. Cuando ella empezó a leer 1Cor. 13 se quedo perplejo, mientras Ana leía, el daba gracias a Dios porque al fin le habia contestado. Cuando ella terminó Luís le declaro el secreto, en ese momento le pidio ser su esposa, ella acepto gustosa porque tambien pedía a Dios a su esposo, al mes se casaron, actualmente viven felices. Esta es la respuesta de quien sabe esperar en èl.

CONCLUSION: Joven, siempre habías soñado con tu príncipe o a tu princesa; idealizando y creando fantasías que te desilusionan, pon los pies sobre la tierra y espera en Jehová èl tiene ya a tu pareja ideal, solo pídeselo y aprende a esperar en èl para ser en verdad FELIZ.

Escrito por. Francisco De la Cruz y Catalina Irineo