MI CORONA REAL !!!


“Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman” (Santiago 1:12).

En la parte de encima de la entrada del castillo de Thornburty, existe un adorno con la inscripción “Doresenevant”. Ésta es una antigua palabra francesa que quiere decir: “de aquí por delante” o “futuramente”. El constructor fue el Duque de Buckingham, que de esta manera, expresaba sus esperanzas con relación a la corona inglesa.

Nosotros, verdaderamente, podemos decir “De aquí por delante”, y usar este lema para mantenernos alentados durante el tiempo en que estaremos aguardando por el reino de Dios, porque un día nosotros también seremos coronados.

¿Cuál ha sido nuestro lema de vida? “Todo es muy difícil”, “Difícilmente yo lo conseguiré”, “No sirve insistir”, “Eso no es para mí”, y cosas semejantes o sería: “Voy conseguirlo en la fuerza del Señor”, “Creo que en la hora correcta voy a alcanzar mi victoria”, “Cueste lo que cueste, al que precio sea, sé que Dios me dará la bendición”?

¡La victoria qué vence el mundo es nuestra fe! No debemos preocuparnos por las circunstancias ni con la aparente imposibilidad, pues, “todo es posible al que cree”.
Nuestro ¡Dios es poderoso! Él nos prometió y, con toda certeza, seremos victoriosos.

El mundo intenta desviar nuestra atención con carteles luminosos que nos alejan del camino de la bendición.

El diablo intenta confundirnos, ofreciendo atractivos que nos llevarán a muerte espiritual. Pero, la confianza irrestrita en nuestro Señor Jesucristo nos mantiene lejos de esas trampas y llenará nuestros corazones de alegría hasta que nuestro Dios venga a buscarnos para recibir a corona de la vida eterna.

¿Cuál es su lema de vida?