PARA LOS CANSADOS..........Y TRISTES.........


Hace ya algún tiempo Dios me da la Bendición de servirle acá en Republica Dominicana y con alguna frecuencia   puedo  gosarme de ver laa mano dee Dios obrando a mi favor.
 
Esto me hace pensar que las dificultades y problemas que he enfrentado son como esas grandes montañas que siempre están junto al camino, y quisiéramos que se acabaran, que desaparecieran, que sencillamente los problemas no existieran, así la vida sería tan fácil…  Pero no sucede. Y como consecuencia nos desesperamos, nos llenamos de angustia, de estrés. ¿Te ha sucedido? La verdad es que a mí sí. Y hasta me he preguntado ¿Por qué permite Dios las dificultades, y los problemas? Que a veces se tornan tan difíciles.
Y bueno ahora que conozco la Bendita Palabra de Dios he entendido que “el propósito de las dificultades y problemas en la vida es nuestro crecimiento y desarrollo personal”

Es por eso que he aprendido que ante esos problemas que me parecen gigantescos, en vez de pedirle a Dios que los quite de mi, mejor le pido que me de fuerzas para vencerlos y sabiduría para aprender de todas esas experiencias.
La Biblia Dice en San Marcos 11:22-24  “… Tened fe en Dios. Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere á este monte: Quítate, y échate en la mar, y no dudare en su corazón, mas creyere que será hecho lo que dice, lo que dijere le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que orando pidiereis, creed que lo recibiréis, y os vendrá”.

Desde entonces se que cualquier situación por difícil que sea la puedo superar si Jesús está conmigo.