PLANES BIEN HECHOS......

“Cuando falta el consejo, fracasan los planes; cuando abunda el consejo, prosperan”.
Proverbios 15:22

En este principio de año así como muchos, estoy planeando y haciendo metas que deseo cumplir al final de este 2010. Mi anhelo es que a finales del 2010 pueda decir que pude cumplir con la gran mayoría de mis metas, así mismo deseo lo mismo para su vida.

Me gustaría dejarte algunos consejos que estoy aprendiendo basados en este proverbio bíblico.
Lo primero que hay que hacer para poder tener un año exitoso es PLANEAR.

Dentro del planeamiento hay que tener que una lista de las metas para cumplir en este año. Una vez que la lista de propósitos este terminada es hora de clasificarla en prioridades. Si uno trata de cumplir con todos los propósitos a la misma vez hay una gran posibilidad de fracaso. Por eso es importante ir una por una, y comenzar con las metas que se llevarán mas tiempo en lograr.
El segundo paso es CONSEJO.
 
Este proverbio nos dice que cuando falta el consejo los planes fracasan, esto me enseña unos principios importantes, uno de ellos es considerar con quienes te rodeas, quienes están en tu circulo de influencia personal. 


Si tu circulo de amigos nos un circulo positivo los comentarios que vas a recibir van a ser comentarios negativos que solamente te van a desalentar. Pero si estas rodeado de personas responsables, exitosas lo que vas escuchar son palabras alentadoras que te llevaran a enfrentar y sobre pasar cualquier obstáculo que te impida cumplir tus metas. 

Recuerda esto “las personas exitosas quieren que otros tengan éxito”.


Otro principio que aprendo es que hay que buscar el consejo. Esto me enseña a tener iniciativa de compartir tu visión, tus metas con las personas indicadas. No tengas miedo de preguntar, de pedir sugerencias; personas que ya ha logrado lo que tú quieres lograr te podrán dar una idea de como cumplir tu meta con facilidad.

En la multitud de consejeros esta la sabiduría. En la abundancia de los consejos tus planes, tus metas prosperarán.

Espero que al poner en práctica estos pequeños principios puedas tener un año de realización.