Buscar este blog

Hace poco tiempo atrás encendí mi computador, me conecte al Internet y abrí mi perfil de Factbook. Leí mis mas recientes actualizaciones, comentarios, la mensajería privada y observe los nuevo me gusta que mis amigos me habían marcado en mi mas reciente estado. Extrañamente pude notar por primera vez que todas las cosas estaban etiquetadas, comentadas y compartidas por casi las mismas personas. Entonces pensé y dije, ¿porque debo tener en mi lista de amigos a personas con las cuales no puedo contar, que no les interesa mi estado, publicación y comentarios?

Mi acción inmediata fue la edición de amigos y comencé a eliminar las siguientes personas.

· Todas las personas que no tenían foto de identificación de su perfil.

· Los que les hablo y no me respondían.

· Los que no me saludan cuando me veían al caminar por la calle.

· A los extranjeros que extrañamente no se como me agregaron o cuando los acepte.

· A los propagadores de inmoralidad.

· A las que no respetan que soy casado.

· Etc…entre otros…

Desde ese dia he notado que realmente soy parte de una red social, que todo el que esta en mi lista al menos se quien y de donde es, son las personas que se preocupan por mi vida mas que por el estado escrito en mi muro, personas que me escriben y les escribo sabiendo que nuestra conversación será para el bienestar de nuestra vida y amistad y que respetan mi status por encima de todo gusto personal. Realmente es puedo decir que tengo un numero de amigos en la web.

Pero, imaginemos a Cristo sentado en su pc revisando su muro, EL también se da cuenta que muchas gente le deja una invitación de amistad solo porque lo necesita para un favor temporal. Que la mayoría no tiene una foto de identidad con EL. Que muchos de los mensajes privados que EL nos ha dejado en su palabra no lo hemos leído y los que hemos leído no lo practicamos. Que muy a menudo le ignoramos en el día a día y nunca le saludamos con una breve oración de gratitud por morir gratuitamente en la cruz del calvario por nuestros pecados.

Sabes, desde ese día pensé y dije.

Jesús ojala que no tengas Facebook y si lo tienes, por favor no me borres hoy. Te prometo que comenzare a orar diariamente para que cundo te conectes te alegres al ver mis oraciones como comentarios en tu muro. Jesús, te prometo hoy que leeré tus mensajitos y los practicare. Dios amado no me borres hoy de tu muro y te aseguro que me identificare públicamente como cristiano ante el mundo y mas aun, subiré nuestra pic del día que me salvaste del infierno subiéndote a una cruz para que yo sea salvo.

Pensando seriamente.

¿Jesús te dejaría en su Facebook ?

Joharison Martinez

Publicado por Joharison Martinez viernes, 4 de noviembre de 2011

0 comentarios

Publicar un comentario

Subscribe here

Los Mas Leídos !!

WEBS FEMENINAS !!

MY FAVORIT !!

BLOGS MINISTERIALES !!.

REFLEXIONES FRESCAS !!